Super Brevet Caravaca-Santiago

Presentación

 

¿Cómo surgió la idea de hacer esta Superbrevet? Hace tan poco tiempo..., y sin embargo es incierto el momento en que se pronuncia por primera vez, siempre es difícil definir el momento primero, la idea ronda por la cabeza, latente, aflora en algunas conversaciones, se comenta de pasada, asusta el reto, la decisión se pospone..., hasta que sucede ese momento impreciso en el que termina la indecisión, la duda se vuelve firmeza, el proyecto arranca, y aparece la primera pregunta ¿desde dónde?

Las primeras ideas se descartan con la misma rapidez con que surgen hasta que aparece el nombre de Caravaca de la Cruz, declarada ciudad santa (el término apropiado es “ciudad jubilar”) en el año 1.998, cada siete años celebra su año jubilar, el próximo será en 2024. La Cruz de Caravaca es una cruz patriarcal compuesta de un pie y dos travesaños paralelos y desiguales, realizada con un fragmento de la verdadera cruz en la que Cristo fue crucificado. Juan Pablo II otorgó a Caravaca de la Cruz la concesión de Año Jubilar “in perpetuum”, es decir, que se puede obtener el jubileo cualquier día de cualquier año, siempre que se peregrine en grupo. Hemos encontrado el punto de partida a esta Superbrevet.

El lugar en que va a terminar esta ruta ha estado claro desde el principio, Santiago de Compostela ha sido la única opción barajada, ciudad santa desde el año 1.181 que celebra su año jubilar aquellos días en que el 25 de Julio, día de Santiago, cae en domingo. La concha es el símbolo del camino y la Cruz de Santiago el de la Orden de los Caballeros de Santiago. Dos ciudades jubilares del mundo cristiano como principio y fin de esta ruta nos ha parecido una opción excelente.

Entre los puntos de salida y llegada, un recorrido que discurre por espacios naturales atractivos y por ciudades monumentales en los que el participante puede regalarse la vista, en el que puede disfrutar del cicloturismo.

Cicloturismo, sí, porque esta no es una carrera, aunque para muchos participantes finalizar dentro del límite de tiempo puede resultar tremendamente exigente. Es normal que el participante quiera finalizar en el menor tiempo posible por su propia satisfacción personal, que en futuras ediciones intente rebajar su tiempo, todos necesitamos retos motivadores. Pero todo eso se puede y se debe hacer respetando el entorno y a los demás participantes, hay que ser considerado con la ruta y con los compañeros (que no rivales), hay que hacer compatible la autoexigencia con el respeto.

 Esta es una prueba de autosuficiencia en la que los coches de apoyo están permitidos en los puntos de control pero no en la ruta; sabemos lo difícil que resulta vigilar y hacer cumplir esta prohibición, es por eso que esperamos que los participantes hagan innecesario este control.

 Deseamos que todos los que el próximo día 15 de Agosto de 2020 tomen la salida disfruten de esta prueba y que nuestro esfuerzo haya merecido la pena.